Día 1: Primera impresión de la isla, Corralejo

 

Desde el aeropuerto de Fuerteventura al aterrizar ya pudimos comprobar que es cierto eso que dicen de que es la isla del viento, quizás de ahí su nombre—. Fuerte- Ventura

Eso sí, fantástica temperatura y brisa a 23 grados…comparado con los 37 grados que hacía en Sevilla la tarde antes, eso era el paraíso!

Recogimos el coche de alquiler color verde limón, gracioso fue que lo único que pudimos ver verde fue nuestro coche 🙂

La primera impresión de la isla al conducir es que TODO es desértico y rocoso, algo que ya sabes cuando vienes pero que nunca te imaginas de esta forma, quizás, sea lo especial de la isla que poco a poco te va enamorando.

Primer alojamiento

Deseando llegar al piso alquilado en Corralejo por Airbnb,  muy recomendable, era una urbanización cerrada con pisos muy nuevos y piscina en el interior, el piso en un bajo con acceso desde la piscina, todo reformado, con últimas calidades, acogedor, con estilo y con una super TV con luces que cambian de color conforme los tonos de la pantalla….un placer entrar así y sentirte como en casa 🙂 gracias a la anfitriona Sara

Alojamiento Isla fuerteventura

Terraza del piso Airbnb

 

La hora de llegada al piso era la propia para comer, 15:15h de la tarde (horario Canario) por lo que tocaba descubrir la gastronomía de la isla, no lo pensamos mucho ni quisimos buscar en Tripadvisor como en otras ocasiones, sino dejarnos llevar por la calidez del local y, por supuesto, el menú apto para Coliteros :p

Encontramos el ZAMPA, en calle la Galeta, una pequeña taberna con un dueño encantador que solo quería charlar y reír con nosotros, la comida exquisita, propia de la tierra y con variedades para alérgenos que, si era necesario se adaptaba al consumidor. Tortilla española para Dan (muy típico de un guiri :p) recién hecha, pincho de gambas y bacon, gazpacho casero para mi (Inma) y brocheta de solomillo al Pedro Ximénez (tremendo) con cebolla caramelizada.

Paseito por el pueblo, preciosas vistas del mar color celeste desde el paseo marítimo, lleno de restaurantes y bares, barcos en el puerto y olor a mar.

Me recordaba a los pueblitos de Grecia, color azul y blanco predominando.

Corralejo

Vista del paseo marítimo

Cena en Corralejo

Por la noche sí que tiramos de Tripadvisor, nos dejamos llevar por la intuición y reservamos sobre la marcha en el restaurante La Platanera, en la misma avenida donde teníamos el piso, Juan Carlos I número 3. Alucinante decoración y trato del personal. La comida era gourmet, con una carta muy elaborada apta para veganos e intolerantes.

Nos pedimos varios platos a probar, entre ellos una crema de zanahorias quemada con quinoa (espectacular sabor), gambón al jengibre, cordero con cous cous y chuleta de ternera. Os dejamos algunas fotos de los platos y el ambiente, merece la pena probar, eso sí, previa reserva porque parece ser muy conocido entre los fuerteventureños.

Decoración del local

Gambón al jengibre

 

Día 2: 13 de Junio, mi 38 cumpleaños!

 

Menuda sorpresa me esperaba al levantarme! canción de fondo de Happy Birthday de Stevie Wonder para bailar con Dan sin parar jajaja, velas, globos y un salto en paracaídas que llevaba años queriendo hacer por fin llegó. Me llevé todo el día nerviosa ya con pensarlo :p

La mañana estaba gris por lo que decidimos que era el día perfecto para pegar un salto a la isla de Lobos, coger una lancha rápida y pegarnos una buena caminata por la pequeña isla para subir al volcán.

Eso hicimos, en el muelle de Corralejo hay muchas casetas que ofertan actividades de aventuras, excursiones, etc. Cogimos nuestro billete con la empresa Barracuda, no del todo organizada con los horarios pero con muy buena atención.

Llegamos en 15 minutos al islote y decidimos ir directos al único restaurante que tiene la isla en el que tienes que reservar en cuanto llegas para poder comer en 2 horarios a elegir, entre la 13:00h o las 14:30h, además de elegir el menú con antelación (es raro pero con las restricciones Covid la verdad que lo tienen bien organizado)

La isla la puedes bordear caminando en 2.5h, 3 horas si subes al volcán. Nosotros decidimos sólo subir al volcán y aprovechar la mañana disfrutando de la playa la concha y sus aguas transparentes.

Las vistas desde el volcán son espectaculares, se ve toda la isla y parte de Lanzarote. Merece la pena sudar un poco para subir (15 minutos de subida y 15 de bajada) para luego pegarte un buen baño en las aguas turquesas de la playa de la concha o de las lagunas (junto al restaurante)

La comida en la isla de Lobos

La comida en el restaurante en cuanto a precio nos sorprendió bastante. 12€ por persona el plato de pescado, lo que no nos esperábamos era recibir 2 grandes pescados en el plato fritos y por persona!! Al freír el pescado ya sabemos lo que pasa, se seca un poco pero igualmente la cantidad era más de los esperado.

 

Pescado frito en Isla de Lobos

 

Vuelta contratada a las 16:00h de la tarde con la misma lancha rápida de barracuda…nada que ver con la ida, el viento se levantó demasiado y las olas en el estrecho entre islas daban lo que viene a ser miedo! Jaja menos mal que el patrón sabía manejar porque la verdad que daba respeto cruzar en mar en esas condiciones.

Lo que nos hizo pensar en cancelar nuestra siguiente actividad, aventura en un jet ski para cruzar nuevamente de isla a isla, bordear la isla de lobos todo en moto de agua!!

Era la aventura del día por ser mi cumpleaños pero viendo el estado del mar, mejor no pasar 1,30h de mal rato el día que celebras la vida 🙂   pospuesto para el día siguiente que mejor disfrutar cada momento que sufrirlo.

Visita a la Pop Corn Beach

Por la tarde decidimos aprovecharla conociendo playas espectaculares, primero nos dirigimos a la conocida pop corn beach, una playa caracterizada por su ‘no arena’ la cual se forma por pequeñas piedritas con forma de palmitas de maíz, muy digo para ver y tocar. Al parecer la erosión del mar y el viento sobre rocas marinas envueltas en algas, al calcificarse, produce esta magia marina…la pena? Que como siempre el hombre derrota todo por lo que pasa, día tras día los visitantes se llevan kg y kg de estas piedras y donde antes había toneladas, ahora no queda tanto 🙁

Pop Corn Beach

 

Dirección al noreste, camino de las famosas dunas de Fuerteventura. Impresionante paisajes, montañas de arena a ambos lados de la carretera, que invitan a caminar y sentir esa arena cálida bajos los pies. Llenas de moluscos antiguos y vegetación desértica. Maravillas de la naturaleza que no dejan de asombrar…

Dunas de Corralejo

 

Día 3: aventuras en la isla

 

Empieza la aventura!! Camino al muelle de nuevo con la cita para coger esas motos de agua para volver a visitar la isla de lobos pero desde otra perspectiva, rodeándola desde el mar.

La agencia con la que lo contratamos ‘jetski’ nos citó a las 12.00h pero como todo en la isla, va despacio y con calma. Si vienes de una ciudad estresante, tienes que cambiar el chip y relajarte porque aquí nadie tiene estrés jajaja y eso es lo que enamora en esta isla!

Aventura en jetsky

 

Comenzamos a la 13.00h nuestra excursión, primera parte conmigo al volante y Dan detrás en la misma moto, alucinante como cogía las olas del estrecho y la sensación de velocidad!!!

Segunda parte, cambio de conductor, Dan al volante y piiiiiiiiiiiiii sonido de alarma y luz amarilla, la moto se quedó parada con aviso de ‘engine on fire’, se calentó y allí que tuvo que venir la lancha a recogernos y atar la moto para salir jajajaj. Menuda experiencia la de Dan.

Menos mal que la empresa se comportó y uno de los chicos nos trajo otra moto (más rápida aun) para poder terminar el camino de vuelta.

La parada sopresa

Hicimos parada cerca de la playa, amarramos las motos a la lancha y pudimos disfrutar de 10 minutos de descanso y snorkel en la laguna turquesa. Que maravilla de peces y arena blanca, esa sensación de paz y frescor en esa agua no tiene precio.

La vuelta la hizo por fin Dan conduciendo y claro, cuando vas detrás y no llevas el control todo da más miedo jajaja

Alucinante experiencia que recomendamos para que probéis alguna vez en vuestra vida si os gusta la velocidad y las sensaciones de adrenalina/miedo/disfrute todo junto 🙂

Llegamos al muelle a la hora de comer y con mucha hambre! Por lo que no nos lo pensamos y comimos en el Restaurante la Lonja, justo en el muelle. Pedimos paella de verdura pero la verdad, para mi gusto, demasiado salada. El resto, boquerones fritos muy buenos y papas arrugás típicas de la tierra para Dan (sin salsas ni mojo picón por supuesto :p)

Visita a las cuevas de Ajuy

La tarde fue diferente, decidimos conducir 1 hora hacia el suroeste para visitar el pueblito de Ajuy donde se encuentran las famosas cuevas de Ajuy.

Cuando llegas a la playa, toda con arena negra volcánica, si te diriges a la derecha y subes un sendero de piedras, a unos 10-15 minutos andando llegas a las cuevas, sólo hay que bajar unas escaleras de piedras y ya adentrarte hasta donde el miedo y la marea te deje 😉

Merece la pena visitarlas y adentrarte en la oscuridad.

Cuevas de Ajuy

 

El día fue demasiado cansado y la verdad que ya a las 21.00h no podíamos más jajaja nos apetecía por un día quedarnos en el super pisito cenando algo de verdura y viendo una película que era lo que el cuerpo pedía. Estando de vacaciones, también te mereces un descanso :p

Día 4: visita a la costa oeste, el Cotillo

Lo que debes tener en cuenta si quieres bucear con Colitis

Lo primero que hicimos en la mañana, fue llamar a un centro de buceo para preguntar la opción de un bautismo en la zona, gran sorpresa la nuestra cuando tuvimos que rellenar un gran formulario médico donde especificar tus enfermedades, y una muy clara, la colitis ulcerosa.

Es importante saber que esta enfermedad es limitante para poder hacer este deporte si no la tienes controlada, para ello, la empresa se protege pidiendo un informe médico con autorización (al menos en esta es así).

Tenedlo en cuenta si os decidís a practicarlo, me consta que en algunas no piden nada de esto (yo lo he practicado y no tuve que dar tantos detalles) pero me parece bien que se preocupen por tu salud puesto que los cambios de presión bajo el agua pueden producir alarmas en tu cuerpo nada agradables.

Aventura aplazada para otro momento y en otro lugar!! 🙁

Surf en la costa oeste

La idea de la ruta de hoy era principalmente buscar playas para poder hacer algo de surf. Nos recomendaron la zona de el Cotillo ya que las playas son más de fondo de arena y no rocosas como en la costa este de Corralejo y zona de las dunas.

Un espectáculo de paisajes! Recomendable visitar la playa de los charcos y playa chica en el Cotillo, dar un paseo por el pueblo pesquero y pasear por la gran playa del Castillo…arena blanca, agua turquesa y tranquilidad en esta enorme playa salvaje bajo los acantilados.

Playa de la Escalera, El Cotillo

Para visitar la playa del Castillo, playa del Águila y playa de Esquinzo (mi favorita) lo recomendable es ir o en bicicleta o en coche no muy bajo ya que es todo terreno de piedras, no hay carretera como tal sino que vas bordeando el acantilado por caminos algo inconfortables, pero merece la pena el paisaje salvaje cuando llegas al borde del acantilado y ves esa maravilla de colores.

Si quieres practicar surf y tienes nivel principiante, la playa del castillo o del Águila es ideal por sus olas pequeñas, para avanzados, la playa del Esquinzo me enamoró 🙂 es una cala pequeña con olas algo más grandes y totalmente claras. Verlas desde arriba es todo un espectáculo.

En el pueblo del Cotillo hay muchas tiendas de surf donde alquilar tablas, neoprenos y clases si lo necesitas, de esta forma, te llevan a la playa directos con su material y no te tienes que preocupar de nada, sólo de divertirte 😉

La comida en el Cotillo

Antes de ir a descansar un poco a la playa del Castillo, decidimos comer algo en el pueblo, el sitio se llama Bagus (os dejo enlace de Tripadvisor), situado entre las playas de Los Lagos y de Marfolín.

Tiene buen ambiente con mesas en la terraza junto a la playa. La carta no tiene mucha opción para intolerancias (tampoco tienen pan sin gluten) pero darse un capricho de vez en cuando no viene nada mal…por eso pedimos hamburguesas gourmet (la de Dan sin pan ni queso) llamada Elvis, con lechuga, bacon, mantequilla de cacahuete, cebolla caramelizada y hash Brown. La mía una Maxorata con carne de cabra, canónigos, tomate deshidratado, queso de cabra ahumado a la plancha y kétchup de mojo rojo (increíblemente buena).

Lo malo de estas mezclas es lo que viene detrás, los gases y las visitas al baño de Dan 🙁

Última noche en Corralejo

Teníamos que despedirnos de ese buen ambiente que tiene este pueblito lleno de bares y música en directo en cualquier esquinita.

Corralejo tiene diferentes plazas, restaurantes en el paseo marítimo, una calle principal llena de tiendas, pero además, en la calle Iglesia, numerosos bares de tapas muy diferentes y siempre muy concurridos.

Decidimos cenar en el Bistrot & Tapas Bar 13, un local con muy buen gusto y un servicio inmejorable. La comida es exquisita y los detalles no sólo se ven en la decoración y el estilo sino en la presentación y elaboración de los platos.

Con un menú adaptable para intolerancias, decidimos elegir 2 platos de categoría:

  • Para Dan: pata de pulpo sobre base de mousse de patata al perejil
  • Para mi: el pescado del día y de la zona: cherne sobre base de mousse de patata al perejil con salsa Andaluza y tomate confitado con pimiento para decorar

Tremendo los sabores!! El pescado estaba fresco, muy jugoso y con la mezcla de sabores era una explosión de alegría en la boca 🙂

De postre (sólo para mí):  ravioli frito relleno de queso fresco de cabra, limaduras de piel de limón y naranja, miel. Muy especial porque no llenaba como suelen hacer los postres sino que parecía un plato más caliente con mucho sabor.

Sin duda, la mejor cena que hasta ahora habíamos comido en el pueblo 🙂  Muy recomendable

Platos principales

Menú del Bistro Bar

 

Día 5: camino al sur de Fuerteventura

 

Toca cambiar de alojamiento y de zona de la isla. Camino al sur de la isla hacia Costa Calma, decidimos hacer parada en el hotel para dejar las maletas antes de seguir visitando el área. El hotel que elegimos era el INNSIDE by  Meliá Fuerteventura, un hotel moderno, sólo para adultos, muy tranquilo situado en la playa de Sotaventos (luego hablaremos más de él 😉 )

Nos dirigimos hacia la costa más al sur de la isla, el Puerto de la Cruz, sinceramente es algo que te puedes saltar (lo único que nos divirtió del faro fue jugar con las ardillas que no paran de pedirte comida sin miedo alguno), el camino para llegar es todo de rocas, 1 hora de viaje por carretera sobre lava antigua, lo único para lo que sí te recomiendo que hagas este camino es para llegar a la playa de Cofete.

Impresionante paisaje salvaje donde verás muy claramente la lava de los volcanes terminando prácticamente en la arena de la playa, dar un paseo por esta inmensa playa es todo un privilegio para los sentidos. Sin duda mi ganadora, me enamoró pasear unos instantes por su orilla de aguas turquesas, arena blanca y fina y estar rodeada por volcanes…un auténtico regalo de la naturaleza.

Playa de Cofete

Playa de Sotavento de Jandía

La llegada de vuelta al hotel era realmente lo que necesitábamos! Un descanso bien merecido en un paraíso para los amantes del kitesurf y windsurf.

La playa de Sotaventos es conocida por las competiciones de alto nivel en estos deportes. Fuertes vientos cada día que debes tener en cuenta si decides alojarte en la zona.

Un aviso importante, recuerda reservar las clases de kitesurf con mucha antelación.

No cometas el error de venir sobre la marcha e intentar reservar porque te arriesgas a quedarte sin nada (casi lloro ese día de llegada) 🙁

La principal escuela de kitesurf en la playa es René Egli Fuerteventura Kitesurf Center, se encuentran justo debajo del hotel y te hacen descuento del 5% si te alojas en el hotel. Su horario es de 10 a 6 de la tarde.

Tuve la suerte de caerles bien cuando a las 18:05 le pregunté por las clases y al estar completos hasta el Sábado (día de vuelo de vuelta) me comentaron que me pasara por la mañana a las 10:00h para ver si alguien cancelaba y meterme.

Y así fue! A las 10:00h en punto esperando en la puerta con la esperanza de que alguien hubiera tenido una noche larga y cancelara su clase 🙂  justo se quedó un hueco libre y pude tomar 3 horas de clases para volver a recordar este deporte que hacía más de 5 años que no practicaba.

Que maravilla sentirte vivo, libre y activo en el mar!! Esto es VIVIR

Kite surf en playa de Sotavento

Tras las clases, nada mejor que probar la piscina y descansar de verdad, smoothie en mano, tumbona, sol y relax.

Piscina infinity del hotel

 

La comida en el Hotel

El Innside by Meliá Fuerteventura,  te da la opción de incluir la cena buffet a un precio más barato que si lo consumes a parte. Por ello, teniendo en cuenta que el pueblo de Costa Calma no parecía tener mucha vida con las restricciones Covid y quizás la temporada de verano no iniciada, decidimos pagar este extra y usar el buffet.

Tanto los desayunos como las cenas buffet tienen una amplia selección de comidas y controlan muy bien los horarios para evitar aglomeraciones (efecto Covid) además de obligar al uso de mascarillas y guantes para elegir los alimentos.

Para intolerancias cuentan con pan sin gluten (a petición), Dan se llevó su pan sin gluten pero preguntando a los camareros te lo preparaban. Todo tipo de leches vegetales para los desayunos, gran variedad de tes, dulces, fruta, embutidos, yogures elaborados, tartas, gofres, churros….y podría llevarme párrafos escribiendo de la cantidad de alimentos que ofrecen.

Una de las barras de desayuno con bollería

 

Idem para la cena, mismas barras completas de verduras, carnes y pescados a la plancha, pasta, arroces, crema de verduras, quesos, embutidos, ensaladas…

Una de las barras buffet

 

Cualquier persona puede comer en este hotel tenga la intolerancia que tenga, hay gran variedad para elegir 🙂

El menú a la carta que tienen para el almuerzo cuenta con varios platos con muy buena pinta pero tuve la mala experiencia de pedir hummus con tomate cherry y chips de juca acompañado de pan de pita, con muy buena cantidad y textura pero parece que al chef se le fue la mano con la sal y no había quien comiera más de 2 cucharadas 🙁

Sin problema alguno me lo cambiaron por un sándwich capresse con chips de vegetales, llevaba burrata, aguacate y tomate, el pan con aceite le daba un toque muy bueno de sabor.

Servicios del Hotel

El Innside by Meliá Fuerteventura, cuenta con una sala de descanso y bar junto a una amplia terraza con vistas al mar. Por las tardes tiene música en vivo en la terraza y mientras disfrutas de un cocktel, puedes escuchar música auténtica en medio de un paraje natural impresionante.

Para la piscina, el hotel te ofrece toallas limpias cada ve que las necesites, tumbonas tanto en la piscina como en la zona baja a pie de playa, bajo las palmeras, y recepción las 24 horas para cualquier cambio o consulta.

También cuentan con clases de yoga preconcertadas bajo las palmeras del hotel, en plena playa…un gustazo!

Las consecuencias de abusar de tu energía con Colitis

Una de las cosas a tener en cuenta cuando sufres colitis ulcerosa, es que tu nivel de energía no está al 100% siempre, tienes que descansar bien y no hacer tanto esfuerzo.

La propia enfermedad nos lo recordó al 5 día de la semana, en la playa de Cofete, Dan empezó a encontrarse mal de nuevo, cansado, con dolor de cabeza, y llegando al hotel, con unos escalofríos que daban miedo.

Tuvo que ducharse con agua caliente y meterse en la cama para recuperar un poco y no fue hasta el día siguiente cuando empezó a sentirse mejor.

Meterle al cuerpo estas excursiones, aventuras, cambios de alimentos, etc, aunque mentalmente liberan por estar de vacaciones, físicamente tienen sus consecuencias cuando andas delicado.

Por este motivo, Dan decidió no hacer kitesurf para no agotar las pocas energías con las que cuenta estos 2 últimos días. Buena opción para mí que contaba con fotógrafo :p

 

Día 6: nuestro aniversario de Boda!

 

5 años desde que nos casamos en Zahara de los Atunes, hoy lo celebramos en Fuerteventura, en la playa que es donde nos gusta estar.

Viernes 18 de Junio de 2021, segundo día para practicar kitesurf, 3 horas inolvidables de nuevo con los chicos de René Egli Fuerteventura Kitesurf Center, Viento, mucho viento y muchas risas…se trata de VIVIR no?

Un poco de descanso en la piscina, último smoothie piscinero y de visita a la localidad de La Pared, es un pueblito muy pequeño, de apenas una calle con casas y 2 bares para comer.

Si te gusta el surf, este lugar es maravilloso para la práctica, eso sí, si no eres principiante.

Para comer decidimos ir a Costa Calma, al bar de Marko y Mónica. Lo recomendamos 100%!! La atención es de 10, la comida exquisita y las vistas maravillosas desde la terraza.

Probamos un pastel de cabracho increíblemente bueno, textura suave y muy sabroso. Dan pidió ensaladilla de tinta de pulpo, también riquísima con tostas de pan sin gluten. Y para compartir cochinito frito con salsa de calabaza y yogur (la salsa sólo para mi por tener lactosa).

Tienen un amplio menú apto para veganos y vegetarianos, lo único que Dan no pudo probar fue el postre:  polvazo canario!! Tal y como suena 🙂 Elaborado con base de galleta triturada, compota de manzana, queso en crema, yogurt y virutas de chocolate—-IMPRESIONANTE sabor!

Cochinito frito con salsa de calabaza y yogurt

Polvazo Canario 🙂

 

Todo estaba tremendo! Podría decir que uno de los mejores sitios en los que hemos comido en esta semana y la mejor atención recibida 🙂

Esta noche fue la última en la isla, nos depedimos del maravilloso hotel, de esta playa preciosa y en calma, de los chicos del kitesurf y nos vamos con un maravilloso recuerdo de nuestra primera aventura viajera tras este año de parada que tuvimos con el Covid.

Fuerteventura, isla desértica, árida, volcánica, con playas turquesas y arena blanca…tan pequeña y tanto que hacer en ella, tanto que disfrutar. Volveremos a verte algún día, eso seguro!

Nos vemos pronto 🙂